Let It Snow (Maureen Johnson, John Green, Lauren Myracle)

81pQoNpy7JL

El cover de “Hallelujah” de Rufus Wainwright llenó la tienda, y yo me la pasé tarareando. Era casi agradable, de una forma tipo la-vida-apesta-pero-al-menos-hay-buena-música.

Es medio raro que les hable de un libro navideño en pleno comienzo de mayo, pero la navidad es un estado mental. Así que hablemos de Let It Snow.

Para la navidad pasada, decidí leerme este libro. ¡Cliché! Lo sé, pero así fue y lo disfruté mucho. Está de más decir que el libro, en sí mismo, es una enorme cadena de clichés. Inicias la primera oración de la historia y ya sabes cómo va a terminar. Así de predecible es. Pero, de alguna forma, resulta ser algo perdonable.

El libro cuenta con tres historias diferentes, todas unidas entre sí por el pueblo en el que se desarrollan. Aparte de que la mayoría de los personajes se vinculan unos con otros de alguna forma. Todo inicia con Jubilee; una chica que, debido a un problema familiar, se ve obligada a pasar la navidad alejada de su novio. Luego conocemos a Tobin; un chico que decide aventurarse, junto a sus amigos, a un restaurante lleno de porristas, para pasar la mejor noche de su vida. Y, finalmente, está Addie; una joven que se le encomienda la misión de recoger a la nueva mascota de su mejor amiga, antes de que alguien la vea y la compre por error.

Mi historia favorita de todas fue la de Jubilee, escrita por Maureen Johnson. Fue, sin duda alguna, la mejor de todas. La mejor escrita, la más graciosa, la mejor desarrollada y la más coherente. Fue un total y completo cliché, pero me mantuvo leyendo cada página como si fuera lo último que leería en toda mi vida. Y si hubiera sido así, no podría estar más feliz de que fuera esa historia. La disfruté muchísimo.

Jubilee es una chica con un par de padres muy raros. Debido a una de sus locuras, Jubilee se ve obligada a pasar la navidad con sus abuelos y completamente alejada de su perfecto y maravilloso novio. Pero, en el viaje hacia su casa, el tren se ve atascado por la nieve en medio del camino. Ahí es donde conoce a Stuart y se va dando cuenta, poco a poco, que su novio no es tan perfecto como ella tanto asegura.

En cuanto a la historia de Tobin, escrita por John Green, estuvo sumamente regular. Ni bien ni mal. Pasable, en todo caso. La comedia de John no es algo de lo que sea muy fanático. No soy fan en lo absoluto de su comedia, para ser específico. Fueron muy pocas las veces que realmente me reí con algún chiste suyo. La mayoría del tiempo estaba contando las páginas que me faltaban para pasar a la siguiente historia.

Giré mi cabeza hacia las escaleras: ¡JP, apúrate!

Estoy intentando -gritó de vuelta-. ¡Pero tengo que balancear mi necesidad de apurarme con mi necesidad de verme fabuloso!

Como siempre, la trama de John Green me pareció un poco absurda. La forma en que se dan los eventos no tiene mucho sentido ni función para mi; me resultó incluso exagerada en algunos puntos. Pero es John Green.

Tobin, junto a su mejor amigo JP y su mejor amiga The Duke (esa es otra cosa que me saca de onda con John Green, tiene un fetiche por los nombres raros…), se aventuran a un restaurante lleno de porristas. Segun Tobin y JP, van a pasar la mejor noche de su vida; pero en el camino hacia el paraiso, Tobin y The Duke comienzan repasar sus vidas. Cómo es que llegaron a ser amigos. Cómo es que no han querido admitir que algo más está pasando.

El libro termina con la historia de Lauren Myracle, donde nos presenta a Addie; una chica que acaba de terminar con su novio y, por alguna razón más allá de lo terrenal, todo el mundo comienza a acusarla de ser la persona más egoísta del mundo. Algo que, hasta ese momento, no había percatado… pero, mientras más lo piensa, más cierto le parece.

No fue una historia maravillosa, pero es la historia donde todos los personajes se encuentran, finalmente, para darle una conclusión magistral a nuestra historia navideña. Al cerrar el libro, lo hice con una sonrisa en el rostro.

Realmente es un libro que les recomiendo mucho para leer en cualquier momento del año. Es un libro para relajarse, divertirse y ver el lado bueno de la vida cuando te encuentras un poco triste. Es, sin duda alguna, la cura necesaria para cualquier bajón. Así como la navidad trae alegría y calidez en los últimos días del año, este libro provoca la misma sensación en cualquier momento en que decidas tomarlo y olvidarte de tus problemas por un buen rato.

Sin más que agregar, solo me queda decir que le di cuatro de cinco gorritas:

4 de 5 gorritas_WP

Saludos,

Rangii.

Anuncios

¿Qué opinas sobre esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s