A House in the Sky (Amanda Lindhout)

Print

Mi mamá tenía un gusto por los hombres malos. Mi papá era una de las pocas personas abiertamente gais en el pueblo. Mis abuelos oraban fervientemente a Jesús, hablando en lenguas cuando la ocasión lo requería. Mis hermanos luchaban con las drogas. Yo, también, tenía problemas. A menudo me mataba de hambre para mantenerme delgada, contando calorías obsesivamente. Cortaba mi comida en mitades y medios cuartos y luego me comía la mitad de eso… Esto, también, no era más que otro capítulo en el manual de las familias disfuncionales.

A House in the Sky fue el primer libro de no-ficción que leí. Se trata de una memoria, una nota biográfica sobre un evento específico en la vida de Amanda Lindhout.

Nuestra protagonista y escritora, no es más que una trotamundos. Una feliz y orgullosa mochilera. Su vida se basaba en trabajar cierta cantidad de tiempo en empleos transitorios para ahorrar el dinero necesario que la llevaría a diferentes partes del globo terráqueo. Su mayor pasión era viajar y ver, por sí misma, las maravillas que observaba en las revistas de National Geographic que coleccionaba. Pero, claro, luego de un par de años de seguir sus sueños, el mundo se le fue haciendo chico y Somalia apareció en el cuadro de su cámara fotográfica. En medio de sus viajes conoció personas que fueron y regresaron sanas y salvas. Vieron cosas que no muchos fueron capaces de ver, por miedo, y todo aquello le despertaba una curiosidad, y una rebeldía, difíciles de disuadir.

Lo que imaginabas sobre un lugar era siempre algo diferente a lo que descubrías una vez llegabas ahí: En todo país, en toda ciudad, en toda cuadra, encontrarías padres que amaban a sus hijos, vecinos que velaban unos por otros, niños listos para jugar.

Al iniciar el libro, lo haces con la idea de que solo relata la historia de una mujer que fue secuestrada por una guerrilla somalí. Un grupo de extremistas que la tomaron de rehén para concretar un chantaje, y como técnica de supervivencia, Amanda, termina convirtiéndose al Islam y recibiendo guías de comportamiento matrimonial. Luego de un tiempo logra escapar, pero eso solo hace que las cosas se compliquen aún más.

Sin embargo, la historia con la que me encontré fue algo MUCHO más fuerte. Ha sido, sin duda alguna, el libro que más me ha costado leer hasta ahora. Se trata de un relato crudo y fuerte que nos presenta a una mujer decidida a sobrevivir. Una mujer valiente y con una voluntad de espíritu férrea. Una mujer que, sí, cometió sus errores. Poco a poco fue trazando su propio camino hasta el lugar más peligroso de la tierra. Pero supo como enfrentar las consecuencias de sus propias decisiones. Supo cómo ponerle la cara a su realidad.

Es algo obvio el hecho de que nunca puedes ver con claridad por delante de tu propio futuro o el de ninguna persona. No puedes saber lo que pasará hasta que pasa. Con excepción del momento donde todo cae sobre ti una fracción de segundo antes, cuando tienes un atisbo de tu propio destino.

Lo que más asombra de todo el libro es el hecho de saber que cada palabra que lees te cuenta algo real. Algo que sucedió en verdad. Algo que pasó mientras nosotros no teníamos ni idea de que alguien en el mundo estaba atravesando por tales circunstancias. Es un libro que te abre los ojos a la realidad. A las cosas que suceden mientras nosotros estamos distraídos con la parte brillante de la tierra. Las cosas que suceden cuando la otra mitad del mundo se encuentra en tinieblas.

Fue una lección que el mundo ya me había enseñado y me seguía enseñando. No sabes lo que es posible hasta que lo ves con tus propios ojos.

Aparte de eso, y ya hablando de la misma narración del libro, sí me hubiera gustado que Amanda hubiera aprovechado el haber escrito un libro para expresar de forma más introspectiva lo que estaba sintiendo. La mayor parte del libro solo se limita a relatar los eventos exteriores de su experiencia. El guardia entraba, el guardia salía, nosotros nos sentamos, nosotros comimos, esperamos mucho tiempo, los guardias caminaban. Hubo muchas partes del libro donde me preguntaba qué era lo que realmente Amanda estaba sintiendo o pensando acerca de todo lo que le estaba sucediendo. Durante mucho tiempo pareció faltar la parte espiritual de la historia; hasta que el libro se acercaba a su conclusión y, finalmente, Amanda se muestra más sentimental y reflexiva.

Fue por eso que decidí calificar este libro con tres de cinco gorritas:

3 de5 gorritas_WP

Sin embargo, no es un libro para calificar. Solo lo hice porque soy un maníaco de Goodreads y me gusta mantener un control de cuánto me gustó o no lo que estuve leyendo; pero este libro es para reflexionar sobre la vida. Para conocer una historia real y para ver nuestra existencia sobre esta tierra de una manera diferente. Para dejar de desperdiciar nuestro tiempo y comenzar a hacer las cosas que no nos hemos atrevido aún. Para comenzar a vivir.

Les recomiendo muchísimo este libro si están en busca de no-ficción.

Saludos,

Rangii.

Anuncios

¿Qué opinas sobre esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s