Station Eleven (Emily St. John Mandel)

51HGUeVaayL

Ella estaba pensando sobre la forma en que siempre da por hecho que el mundo tiene cierta gente en él, ya sean centrales en sus días o invisibles y casi nunca tomadas en cuenta. Cómo sin ninguna de estas personas el mundo es un lugar sutil pero inconfundiblemente alterado.

Station Eleven nos cuenta la historia de cuatro personajes entrelazados en el tiempo. La novela va saltando entre épocas y episodios, pero, en orden cronológico, nuestros protagonistas son: Arthur, Miranda, Jeevan y Kirsten.

Arthur es un afamado actor de Hollywood. Miranda es una ejecutiva muy importante, con un don especial para el dibujo. Jeevan ha sido muchas cosas en su vida, pero todas lo definen como un superviviente. Y Kirsten es una nómada que recorre el país junto a un grupo de actores.

Cuando comencé a leer el libro, solo sabía que trataba sobre un actor de teatro que sufre de un ataque cardíaco en pleno escenario. Un paparazzi convertido en agente de emergencias va a su rescate. Una de las niñas actrices observa todo el alboroto hasta que el actor muere. Luego el mundo parece caer en la oscuridad y el 90% de la humanidad cae muerta por una epidemia sin control ni escape. Quince años después, esa misma niña sigue trabajando como actriz, viajando en una carroza a través de lo que quedó del mundo, interpretando obras de Shakespeare. Justo como lo hacía la noche en que vio morir al protagonista de “El Rey Lear”

Arthur y Miranda nos relatan la primera parte de la historia, antes de la epidemia. Jeevan vive en carne propia el presente, mientras observa como el mundo se desmorona a su alrededor. Y Kirsten nos muestra lo que quedó de todo ello, quince años después. Todo esto contado entre tiempos y experiencias. Saltando entre un personaje y otro. Descubriendo sus historias poco a poco. Encontrando la similitud de cada época. Comprendiendo que, no importa lo que pase, la humanidad nunca dejará de caracterizarse por ese poderoso instinto de supervivencia.

Sin duda alguna, era una fórmula que gritaba “LIBRO FAVORITO”

Y así fue. Quedó, inmediatamente, en mi top 3 de libros favoritos de todos los tiempos.

Station Eleven puede catalogarse como un libro post-apocalíptico, pero yo lo sentí como una combinación de muchísimas cosas en una sola historia. Habla sobre nuestras prioridades. Sobre la importancia que le damos a conseguir nuestras metas, aún cuando no sabemos si son lo que realmente buscamos para encontrar la felicidad. Nos recuerda que estamos rodeados de objetos que no tenemos ni la menor idea de cómo funcionan, pero allí están, haciendo de nuestras vidas más fáciles. Mientras que, al mismo tiempo, nos habla de la forma en que hemos olvidado que no todo es beneficioso para nosotros. Que, a veces, la simplicidad lo hace todo más disfrutable.

Es un libro lleno de verdades y enseñanzas. Es un libro que muestra nuestra sociedad actual, tal y como es. Aun cuando habla acerca del pasado y de un futuro lejano.

Estoy hablando de esas personas que terminan en una vida en vez de la otra y están simplemente decepcionados. ¿Sabes a qué me refiero? Hicieron lo que se esperaba de ellos. Quieren hacer algo diferente pero es imposible ahora, hay una hipoteca, niños, lo que sea, están atrapados. Probablemente encuentres gente como él todo el tiempo. Sonámbulos de alto funcionamiento.

Realmente no encuentro las palabras para expresar lo mucho que me gustó este libro. Lo disfruté de principio a fin. Cada página. Cada párrafo. Cada palabra. Todo.

Se los recomiendo muchísimo y les advierto que quedarán igual de perplejos que yo, porque la belleza impone el silencio. Y, éste, es uno de los libros más hermosos que he leído.

Creo que está de más decir cuantas gorritas le dí:

5 de 5 gorritas_WP

Saludos,

Rangii.

 

Anuncios

V de Venganza (Alan Moore)

vforvendetta

¿Quién eres?

¿Yo? El rey del siglo XX. El coco. El villano… la oveja negra de la familia.

Debo empezar confesando que V de Venganza es una de mis películas favoritas. Decidí leer la novela gráfica por el mero interés de ver cuán diferente era del filme.

Un día, buscando información sobre los diferentes temas que toca la película, me encontré con un sitio que detallaba uno por uno los cambios que se le habían hecho al libro. Yo, por supuesto, dejé de leer de inmediato, para no spoilearme; pero quedé con una curiosidad tremenda, así que me hice con la novela gráfica inmediatamente.

Debo aclarar que sí hubo una gran cantidad de cambios, pero, gracias a Dios, todos los cambios que se hicieron fueron para mejor. No es que prefiera la película sobre el libro, siento que uno se complementa al otro, pero los cambios que se hicieron para el filme no fueron injustificados. La mayoría mejoraron la historia y la hicieron más entendible para muchos que no llegarían a comprender lo que se estaba tratando de decir.

Dices que quieres liberarme y me metes en la cárcel.

Ya estabas en la cárcel. Llevas toda la vida en la cárcel.

V de Venganza, refiriéndonos a la novela gráfica, nos presenta una batalla magistral entre el fascismo y el anarquismo. La dictadura contra la rebelión. Las ataduras contra la libertad. Sin embargo, nos deja a nosotros como jueces. En nuestras manos queda la decisión de ver a V como un héroe o como otro villano vestido con un traje diferente. Cosa que no sucede en la película. En la adaptación cinematográfica no queda duda alguna de que V es el héroe de la historia. Pero en la novela gráfica se pone muchas veces sobre tela de duda los motivos, las intenciones y el proceder de V. Fueron muchas las ocasiones en las que su heroísmo necesitó de la maldad pura para realizarce. Y con cada una de esas ocasiones, Alan Moore nos pregunta si realmente estamos del lado de V o ya estamos frente a un extremista. Un personaje tan villanesco y peligroso como el antagonista de la historia.

Sinceramente, me parece que el objetivo del autor era demostrar que, tanto un movimiento como el otro, es igual de dañino para la sociedad. Ambos necesitan de un líder egoísta. Una persona lo suficientemente convencida de su santidad que se crea superior al resto de la humanidad; lo que, precisamente, termina en la decisión de utilizarlos como mejor le plazca para alcanzar sus propósitos particulares.

En la novela gráfica, V representa el anarquismo. Su propio símbolo, una V dentro de un círculo, no es más que el símbolo de la anarquía al revés. Su naturaleza se concentra en estar en contra de todo gobierno, autoridad, jerarquía o control social que se imponga sobre la libertad del individuo. Se trata de un ser que se opone a toda ley o regla que le impida ejercer su voluntad como ser pensante individual.

Por la otra parte, Adam Susan (el nombre original del Canciller Sutler) representa el fascismo. Un movimiento que cree en el estado como un ser total. Una figura única a la que se debe satisfacer sin ningún tipo de objeción. La nación deja de estar conformada por individuos, para ser todos parte de un mismo estado. Un mismo cuerpo. Por lo tanto, lo que uno quiere es lo que quieren todos. Y, como es obvio, el que decide qué es lo que todos quieren es el líder. La única persona lo suficientemente capaz e inteligente para mantener a flote el estado. Lo que, en conclusión, se define como una dictadura. Siendo así que, para mantenerse en lo alto de la pirámide y reforzar su poderío, debe utilizar la violencia contra todos aquellos que considere enemigos del estado. Que, a fin de cuentas, no son más que enemigos personales suyos; así que se ve en la necesidad de proceder bajo un sistema de propagandas que convenzan a todo el estado sobre la “maldad” de estas personas. Y, aún más que eso, los ponga de su parte a la hora de tomar acciones contra ellos.

Debo confesarles que, al encontrarme con la definición de este movimiento, todo mi ser se estremeció.

El mundo deja de verse igual cuando te encuentras con el modus operandi de un movimiento así. Te hace comprender que muchos grupos dentro de nuestra sociedad actual -y hago énfasis en la palabra actual, siglo XXI, edad contemporánea, 2015, porque esto es algo que nació en 1918… algo que debió morir hace décadas- aún siguen trabajando bajo este sistema.

¿Quién me ha encarcelado? ¿Quién me mantiene aquí? ¿Quién puede liberarme? ¿Quién controla y gobierna mi vida sino… yo?

Definitivamente, V de Venganza es una novela gráfica que les recomiendo mucho. Tanto el libro como la película. Sobre todo porque en la película se van a encontrar con una Evey (co-protagonista de la historia) mucho más fuerte y decidida. Uno de los cambios más acertados que realizaron en la adaptación cinematográfica. La historia de V de Venganza, en sí misma, incluyendo ambos trabajos, es una historia maravillosa. Una historia creada con el único objetivo de retirarnos el velo que nosotros mismos nos hemos amarrado sobre nuestros ojos. Impidiéndonos contemplar la verdad.

Solo me queda decir que le di cuatro de cinco gorritas:

4 de 5 gorritas_WP

Y fue solamente porque la novela gráfica no logró superar el final que le dieron a la adaptación cinematográfica. Un final que forma parte de mis finales fílmicos favoritos. Si es que no es mi final favorito de todos. Es simplemente magnífico. Pero aún así, no puedo elegir entre uno y otro. Como les dije, tanto el libro como la película son dos partes de un todo. Así que los animo a disfrutar de ambos.

Saludos,

Rangii.