¿Qué es lo que queremos, entonces?

Quiero comenzar con ustedes una pequeña discusión mental que tengo en mi cabeza desde que vi un par de videos en internet.

Hace casi nada, me encontré en Youtube con el canal de WOKI TOKI. Muy bueno, por cierto. Tienen una gran cantidad de videos con temas diversos sobre la sociedad y cómo se comporta nuestra sociedad. Lo mejor de todo es que te presentan sus opiniones de una forma divertida, y la calidad de sus producciones es de primera. Se los recomiendo mucho.

Sin embargo, dentro de su canal se encuentra una serie de videos llamada “Lo que ellos/ellas quieren.” Se trata de un par de videos donde, en cada uno, te muestran la forma de pensar de cada género y qué es lo que ellos esperan del otro. Algo tipo “Yo soy así, por lo tanto espero que tú seas así conmigo.” Un video que pone los puntos sobre las íes e intenta dejar claro, para todos, cuales son las cosas que cada género espera recibir y está dispuesto a dar. Algo que inspire al género opuesto a dejar de cometer los mismo errores de siempre y comience a tener un poco de conciencia sobre su pareja o amigo o familiar. Una forma de entender al género, en general.

Explicado todo esto, quisiera dejarles ambos videos; para que ustedes los puedan ver y comparar.

¿Qué les pareció? ¿Están de acuerdo con lo que se dijo de su género? ¿Están de acuerdo con lo que el género opuesto quiere? Seamos honestos.

No me gustó para nada la forma en que nos representaron (a los hombres). Al menos, yo no soy así. Se los explico de esta forma, empezando por lo rescatable:

Pros del monólogo

  1. A nosotros nos gusta hacer estas tonterías. Si quisiera hacer algo diferente a esto, lo haría. Son cosas que nosotros disfrutamos. (Aquí, más alla de la declaración de “hacer tonterías”, me gusta el hecho de que hay cosas que a nostros nos gusta hacer, por el simple hecho de que nos gustan. Si no nos gustaran, no lo haríamos. Así que eso debe respetarse, porque forma parte de lo que disfrutamos como individuos.)
  2. Nos gusta hacer esas cosas porque somos básicos y nos encanta. (Cierto. Más nada que agregar.)
  3. Porque, aunque tú me veas como un inútil que solo se la pasa jugando videojuegos… que en parte soy, esa es solo una parte. (Y es cierto, un aspecto de nuestra personalidad no refleja TODA nuestra personalidad. Me gustó que expresara esa idea. Tienes que ver más allá de lo que te molesta.)

Contras del monólogo

  1. Vemos futbol, mientras comemos con una mano y nos rascamos con la otra. (Entre las miles de cosas que a nosotros nos gustan… ¿rascarnos? ¿Acaso somos una manada de gorilas?)
  2. Nos encanta nuestro estado mental de nada. (¿Qué rayos? Entonces están dando por hecho que los hombres no pensamos y somos una bola de buenos-para-nada. Al menos, a mí me gusta pensar. Conozco a muchos hombres que les gusta pensar. Gente que piensa tanto que logra hacer cosas increíbles. No por el hecho de ser hombre pensamos menos que las mujeres, o no pensamos en lo absoluto. Ésta fue la declaración que más me molestó.)
  3. Cuando nosotros decimos que no nos pasa nada es porque no nos pasa nada. (Traducción: cuando nosotros decimos que no nos pasa nada es porque nuestra cultura de machismo no nos deja ver como personas sensibles. Le tenemos tanto miedo a dejarle ver a la gente que tenemos sentimientos, al igual que las mujeres, que nos hacemos las estatuas de piedra y preferimos no decir nada. En lo absoluto tiene que ver con que, en serio, seamos unos zombies insensibles hechos de roca volcánica; como hace parecer la declaración del video.)
  4. Porque, aunque tú me veas como un inútil que solo se la pasa jugando videojuegos… que en parte soy, esa es solo una parte. (El hombre acaba de declarar, literalmente, que, los hombres, son unos INÚTILES. Amigo mío, no generalices. Tú pareces un inútil, y lo eres en parte, porque te comportas como un inútil. Nada que ver con que seas hombre.)

Esas fueron las observaciones en cuanto a mi género. Y creo que comparando mis anotaciones de pros y contras, podrán ver porqué no me sentí identificado con ese monólogo. Al menos, con el 80% de lo que se dijo. Nos dejó como unos idiotas, y disculpen mi vocabulario. No suelo usar esas palabras. Pero así fue como retrataron a los hombres. Unos idiotas. ¡Y eso no es así! Si así nos quieren ver, pues eso es lo que van a recibir. Si van con esa pre-disposición hacia los hombres, pues van a dejar escapar a todos los hombres que sí valen la pena. Los que ven a los hombres de ese monólogo como lo que son, el gran porcentaje de su género que, lamentablemente, son unos idiotas. Pero no por eso, los buenos, atentos, decentes e inteligentes no existen. Y eso fue algo que no vi por ninguna parte de este video. Cosa que me decepcionó mucho.

En cuanto a las mujeres, no puedo opinar. Le toca a ustedes, mujeres que estén leyendo esta entrada, comentarme que pensaron al respecto. Me gustaría mucho saber sus opiniones. Sin embargo, les comparto algunas notas de lo que a mí me pareció el monólogo.

Contras del monólogo

  1. El escenario de la conversación no era el adecuado. Todo me indica que se trataba de una discoteca, y -por favor- ¿qué es lo que se va a hacer a una disco? Si no vas acompañado, vas con la intención de conocer a alguien. De pasarla bien… en compañia. No puedes llegar a un lugar donde el 99.9% de la población mundial acude para conocer gente y, aún así, pretender que podrás estar sola. DEBES estar preparada para la manada de hombres que se te van a acercar e insinuar.
  2. Yo como mujer quiero a un hombre que cumpla con una lista de requisitos. (Y luego dice) Un hombre que no quiera cambiarme, que me quiera como soy, que no trate de modificarme para que yo sea otra persona. (¿Se dan cuenta de la fuerte contradicción que hay en esa declaración? ¿Cómo esperas encontrar a alguien que no desee cambiarte, que te acepte tal cual y como eres, si lo primero que pides es que cumpla con una LISTA de requisitos? Quiero decirles a todas que el hombre perfecto no existe. Pueden haber hombres inteligentes, hombres decentes, hombres atentos, hombres sensibles… pero JAMÁS van a encontrar el paquete completo. Eso solo pasa en las comedias románticas, y, lamentablemente, el cine se trata de ficción. No Real. Así que si estás considerando una lista de requisitos a cumplir, estás considerando cambiar la forma de ser de esa persona, para que cumpla con tus requisitos. Lo que va en completo desacuerdo con lo que tú misma pides. Hablando, estríctamente, de la mujer del video. Claro.)

Pros del video

  1. No solo porque nos digan “Hey, ¿quieres bailar?” nosotras nos tenemos que parar como un resorte e ir corriendo a la pista de baile.
  2. Nosotras las mujeres elegimos a nuestras parejas, no nos eligen.
  3. Los hombres tienen que entender cuando las mujeres decimos no. Porque no significa eso, significa no.

Y aunque los contras hayan tomado más espacio que los pros, dejenme decirles que los pros de este video pesan muchísimo más que los contras.

Sin embargo -y la razón por la que decidí escribir esta entrada- la recepción de este último video fue negativa (8.000 likes vs 2.000 dislikes). Mientras que la recepción de la versión masculina fue aplaudida (10.000 likes vs 700 dislikes). ¿Qué es lo que está pasando?

En el video de lo que ellas quieren la mayoría de los comentarios eran de HOMBRES. Quejándose de lo que esta mujer había expresado en su monológo.

Comentarios como:

¿Por qué las mujeres seran tan arrogantes?

Que pena que esos hombres que quieren sean Gays.

MENTIRA. Las mujeres no son asi. Y menos  que te digan que nooo es nooo. El NO en una mujer significa 10.000 cosas que no entendemos (los hombres), porque es como ellas prueban cuanto interés tienes en ellas; y si adivinas lo que le pasa eres el AMO, el gran AMO.

Siendo este último un gran prospecto de violador.

Y para colmo, una mujer, en persona, comenta lo siguiente:

Ningún hombre va a querer acercarse a una mujer después de este video.

¿Osea que prefiere que se le sigan acercando hombres que no sirven, en lo absoluto, en vez de dejar sus prioridades bien claras y esperar hasta que el indicado se le acerque? ¿De qué te vale tener mil citas, si ninguna es con quién quisieras estar, realmente?

Y esto es lo que me frusta más de todo este estudio de los géneros y que es lo que “queremos”

Si la sociedad define y acepta a un hombre como lo presentan en este video, ¿qué es lo que se puede esperar de una persona así? ¿Cómo quieren que luego ese hombre se convierta en un estudiante graduado, en un ciudadano respetable, en una pareja decente, en un esposo atento, en un buen padre? ¿En que parte de la ecuación gorilas sin cerebro se obtiene eso como resultado?

Y luego las mujeres, ¿cómo quieren que las respeten, que las valoren, que las traten como a un igual, si no se apoyan a sí mismas? Viene una mujer y dice lo que toda mujer debería de aspirar y resulta que ellas mismas la critican. ¿Cómo quieren luego encontrar un novio decente? ¿Cómo quieren luego casarse con un hombre que valga la pena? ¿Cómo quieren luego tener hijos que representen un buen modelo para la sociedad?

Sale el video de los hombres y todos los gorilas sin cerebro lo apoyan y lo exaltan. Sale el video de las mujeres y la mayoría lo ignoran o desaprueban, dejando que los gorilas sin cerebro lo inunden de comentarios negativos; defendiendo sus posiciones de inutiles, porque, simplemente, LAS MUJERES LO APRUEBAN. ¿Y por qué lo digo? Porque sale una mujer declarando: quiero un hombre que sepa lo que vale y que sepa lo que yo valgo. Una relación de iguales. Donde tú te esfuerces tanto por mí, como lo haces por los demás.

Y el silencio reina en la sala.

Para que algo como eso suceda, no pueden existir gorilas sin cerebro. Punto.

Una mujer comenta:

¿Por qué todo el video debe tratarse de encontrar al hombre ideal?

Y puede que tenga razón, la mujer es mucha más compleja como para solo hablar de las relaciones amorosas. Pero, ¿acaso eso desamerita todo lo anteriormente dicho? ¿No encuentra, como mujer, ninguna declaración, dentro del monólogo, digna de defender y divulgar?

Entonces, ¿qué es lo que queremos? Queremos un mundo mejor, donde todos sean personas de bien, productivas, ejemplares, etc., y a nadie se le ocurre que eso comienza cambiando nuestra propia forma de ser. Hay que empezar por nosotros. Hay que empezar por nuestra forma de pensar. La cual me parece que está sumamente dividida entre lo que queremos y lo que, en serio, necesitamos.

¿Qué piensan ustedes?

Con eso me despido.

Saludos a todos,

Rangii.

Anuncios

A Tale for the Time Being (Ruth Ozeki)

tb-cover-993x1500¡Hola! Mi nombre es Nao, y soy un momento. ¿Sabes lo que es un momento? Bueno, si me das un minuto, te lo diré…

Así, con esa juvenil y alegre invitación, Nao Yasutani nos introduce en una historia tan profunda como el océano; sentada en un café de estilo francés, en medio de Akihabara (Tokyo’s Electric Town), mientras comienza a escribir en su diario secreto.

¿Secreto?

Sí. Nao Yasutani ha decidido iniciar un diario secreto, donde se ha resuelto a escribir la admirable vida de su bisabuela, Yiko Yasutani.

Pero, ¿por qué es secreto?

Porque se trata de una chica de dieciseis años; solitaria; dolída; sacada de su hogar en Sunnyvale, California; hija única de sus padres, uno más trastornado que el otro; y estudiante de una escuela donde todos sus compañeros se han decidido por hacerle la vida imposible. TOTAL Y COMPLETAMENTE IMPOSIBLE.

Así que ella tomó la decisión de inmortalizar la historia de su bisabuela, Yiko Yasutani, antes de… terminar con todo.

¿Y qué tiene que ver todo eso con su bisabuela?

Bueno… Me imagino que Ruth también se lo estaría preguntando. Y no, no estoy hablando de la autora (aunque puede que se trata de un autoretato de su persona, dentro de su propia novela) si no de la co-protagonista de esta increíble historia.

A poco más de una década en el futuro, conocemos a Ruth. Una novelista, en medio de un bloqueo de escritora; amante y residente de Nueva York, pero casi obligada a vivir en una isla del norte de Canadá; ávida investigadora, pero sumamente profesional en el área de perder el tiempo.

Un día, mientras da un paseo por la playa, se encuentra con una lonchera de Hello Kitty. Traída a tierra en manos de las olas de mar pacífico. Cosa que llama la atención de Ruth, inmediatamente. Pero cuando se aventura a abrirla se encuentra con una serie de objetos muy peculiares:

  1. Un reloj antiguo.
  2. Un grupo de cartas escritas en un idioma indecifrable.
  3. ¡Y EL DIARIO SECRETO DE NAO YASUTANI!

¿Cómo fue que llegó el diario de Nao a esa parte del mundo, arrastrado por las agresivas olas el océano, dentro de una lonchera vieja y llena de percebes, junto a este grupo de objetos tan raros?

Ruth sospecha que la lonchera llegó a la costa de su isla, tan alejada de Tokyo, arrastrada por las fuerzas del catastrófico tsunami de Japón, en el 2011. Pero, ¿acaso eso indica que Nao está muerta? Bueno, si no fue por el tsunami… de todas formas podría estarlo.

Entonces, ¿cuál fue el final de Nao Yasutani? ¿Hubo un final, después de todo o aun sigue siendo un momento? ¿Qué es un momento, después de todo? ¡Ya te toca a tí descubrirlo!

Solo deseo agregar, a todo esto, que A Tale for the Time Being se convirtió en mi libro favorito. De todos los tiempos. La voz de Ruth Ozeki -la flexibilidad con la que la utiliza, la profundidad con la que la proyecta, los maravillosos mensaje que transmite a travez de ella- es una voz que no querrás sacar de tu cabeza.

Su prosa es tan dulce y su forma de escribir te pinta toda la escena dentro de tu cabeza, como si tu mente fuera un oleo listo para crear arte y ella fuera la más grande artista de este mundo. Junto a ella solo se puede esperar mágia.

Esta historia nos habla sobre el tiempo, y no es una sorpresa siendo esta palabra parte del título. Pero es lo que nos dice sobre el tiempo lo que nos hará ver nuestras vidas de una forma totalmente diferente.

Quiero decir, ella entiende perfectamente bien que el tiempo no es algo que puedes esparcir como si fuera mantequilla o jalea, y la muerte no va a pasar el rato y esperar a que tú termines lo que sea que te encuentres haciendo antes de llevarte consigo.

Pero no les cuento más, porque quiero que se adentren a este libro, únicamente, con la información que yo poseía. Eso lo hizo aún más emocionante y profundo, para mí. Y, además, como dicen las propias palabras de Nao Yasutani:

Las suposiciones  y las expectativas matarán cualquier relación…

Este libro recibió 5 de 5 gorritas (así le llamo a las estrellas, debido a mi canal de youtube Rangii’s Room). Pueden verlo en mi cuenta de Goodreads, la que debe estar visible justo aquí en la barra lateral… ¿cierto?

Este libro cambió mi forma de ver el mundo, cambió mi mundo por completo. Cambió lo que busco en la literatura y el concepto que tenía de ella. Ahora lo veo como lo expresó la misma Ruth Ozeki, a travez de uno de sus personajes:

El esfuerzo heróico y la nobleza de nuestro deseo humano por crear belleza de nuestras mentes.

Sin nada más que agregar, los invito a conseguir su copia de A Tale for the Time Being y se adentren en esta maravillosa historia. No se van a arrepentir.

Saludos a todos,

Rangii.